Los principios de la Política Ambiental en México

Si existiera un ranking de temas de relevancia que han capturado la atención de todos en la actualidad, el cuidado del medio ambiente aparecería sin duda, en el top 3. La preservación de las especies y el cuidado de los ecosistemas se han convertido en un tema de urgencia entre las autoridades mundiales y también entre la sociedad. Cada vez es más común escuchar sobre la extinción de alguna especie de aves o ver documentales y fotos sobre la cantidad de basura que hemos almacenado en las playas alrededor de México y el mundo.

A nivel mundial este tema empezó a tomar relevancia desde hace muchos años. Las preocupaciones sobre el medio ambiente comenzaron a principios del siglo XX en los círculos académicos de los países industrializados, y después de la Segunda Guerra Mundial la discusión se propagó hacia otros países hasta que, en la década de 1970 se crearon los organismos mundiales encargados de la atención de los ecosistemas y de la adecuada explotación de los recursos naturales. A partir de ese momento, los países del llamado Tercer Mundo empezaron a analizar la problemática ambiental, lo que derivó en la creación de organismos gubernamentales encargados de estos asuntos, así como en leyes protectoras de los recursos naturales y la regulación de su manejo y explotación.[1]

En nuestro país las políticas de cuidado ambiental surgieron en 1970 pero se empezó a considerar el derecho ambiental hace poco más de dos décadas. Al ser un país en desarrollo, era de esperarse que tomara un poco más de tiempo. Sin embargo, hemos tenido grandes avances en cuanto a políticas ambientales.

Según el 6° informe de Gobierno 2012-2018, nuestra nación posee la mayoría de los ecosistemas terrestres, marinos e insulares; la casi totalidad de las especies vegetales que existen, la mitad de ellas endémicas; una superficie forestal de 138 millones de hectáreas, cerca de la mitad arbolada; tanto el 50 por ciento de los reptiles como de los mamíferos habidos, y de estos últimos el 32 por ciento es exclusivo del país. [2]

Consciente de todo lo que México tiene que trabajar en materia ambiental desde hace 38 ños, Pronatura colabora activamente de la mano con el sector público y privado para gestionar e implementar programas que cuiden los ecosistemas mexicanos y a su gente. Estos se dividen en tres ejes claves: Naturaleza y ciudades, Agua y Personas. De esta forma, garantizamos la preservación de las áreas naturales protegidas y fomentamos una cultura de cuidado del medio ambiente entre los mexicanos.

BIBLIOGRAFÍA
{1} Jorge Dehays, “Medio ambiente”, Laura Baca y Judith Bosker, Léxico de la política, Fondo de Cultura Económica, México, 2000, pp-407-411
{2} Sexto Informe de Gobierno 2012-2018. SEMARNAT. Política Ambiental